LA PRIMER CARRERA OFF-ROAD EN B.C.S.



foto5.jpg
foto2.jpg
foto4.jpg

LA PRIMERA CARRERA OFF – ROAD EN LOS CABOS

Por Cuauhtémoc Morgan

La afición al automovilismo en Baja California Sur tiene orígenes imprecisos, sin embargo está documentada la primer carrera off road que en 1955 a iniciativa de un grupo de residentes de La Paz, se realizó con gran éxito por los agrestes caminos en un circuito que tocó las poblaciones de San José del Cabo, Cabo San Lucas y Todos Santos.

Fue un gran acontecimiento la realización de este circuito, que causó mucha expectación entre los residentes de la capital del estado, según lo externó el periodista Rogelio Olachea Arriola (+) al reportero Evaristo Murillo en 1992.

El 12 de marzo de 1955 se hizo la presentación de los vehículos participantes en el estadio de béisbol de La Paz, que como se señaló en la convocatoria del comité organizador presidido por Luis Collins Arballo, debían de ser de cuatro cilindros modelo 1932 y anteriores sin importar la marca.

Los participantes debían recorrer un circuito por una accidentada brecha de 400 kilómetros de largo saliendo de La Paz rumbo a San José del Cabo, pasar por Cabo San Lucas, Todos Santos con meta final en el lugar de salida.

Los premios serían de cinco mil pesos al primer lugar, tres mil al segundo y 2,500 al tercero.

El comité organizador de la primer carrera off – road en Baja California Sur se integró con Luis Collins como presidente, Demetrio Garmendia Fuentes como tesorero y el periodista José Rogelio Olachea Arriola como secretario, quienes registraron un total de 13 automóviles para esta justa.

Otros ciudadanos distinguidos que también participaron como organizadores fueron los doctores Raúl Carrillo, José Santana, Francisco Cardoza Carballo, Enrique Von Borstel, Eduardo Rodríguez, Arturo Pérez y David Noriega, entre otros.

El día de la salida, centenares de paceños se reunieron en el Parque Revolución para despedir a los intrépidos pilotos. Los organizadores acordaron que la carrera tendría vigilancia aérea y en caso de algún accidente, el piloto Arturo Silva arrojaría un paracaídas rojo.

Entre los gritos de ánimo de los asistentes, se dio el banderazo de salida a los 13 competidores, todos ellos pilotos aficionados que jamás imaginaron que el off – road 50 años después se convertiría en uno de los deportes con más afición en sudcalifornia.

Para las comunicaciones, continúa con su relato el periodista Rogelio Olachea, se utilizó el servicio de telégrafos “que estaba ubicado por el palacio municipal y que reportaba – ¡El Cachanía ya pasó por San Pedro!, --¡El Halcón de la Sierra llegó a San José!,  --¡El Pelón va entrando a San Lucas!; en fin, los reportes de los corredores llegaban a cada momento e inclusive, desde Santa Rosalía también llegaban telegramas pidiendo información sobre sus corredores”.

Mucha gente, tal y como ocurre con las competencias actualmente, salió a las brechas para alentar a los corredores y darles ánimo en este difícil trayecto que se complicaba, pues las modificaciones hechas a los automóviles para aguantar la ruta fueron mínimas.

Relata el tesorero de la justa, Demetrio Garmendia Fuentes, que “ese fue un espectáculo nunca visto por los sudcalifornianos doce años antes de la primera Baja Mil de 1967”.

Afortunadamente en esta primera carrera off – road no se tuvo que lamentar ningún incidente grave, “solo el Charleston que chocó contra un ciruelo pero continuó corriendo”.

De los trece automóviles que iniciaron la competencia, únicamente llegaron cinco a la meta.

Los resultados finales fueron como sigue:

PRIMER LUGAR.- Carro No. 17 (“El Halcón de la Sierra”) piloteado por Manuel Parra y Alberto Ayala, con un tiempo de 6 horas, 6 minutos y 57 segundos.

SEGUNDO LUGAR.- Carro No. 4 Chevrolet 1932 (“Tecate”) conducido por Guillermo Angulo y José Angulo, con un tiempo de 7 horas, cinco minutos y 4 segundos.

TERCER LUGAR.- Carro No. 6 (“El Pelón”) de Alfonso Angulo y Manuel Sedano con tiempo de 8 horas, 44 minutos y 30 segundos.

CUARTO LUGAR.- Carro No. 12 (“El Cachanía”) manejado por José Ángel Peralta y Alejandro Contreras con tiempo de 9 horas, 59 minutos y 35 segundos. El vehículo representó al puerto de Santa Rosalía.

QUINTO LUGAR.- Pick Up No. 9 (“La Calandria”) conducido por Gregorio Pimentel y Félix Beltrán, con tiempo de 12 horas, 56 minutos y 5 segundos. Este automóvil fue representante de San José del Cabo.

NOTAS: Información basada en la entrevista realizada por el periodista Evaristo Murillo a José Rogelio Olachea Arriola en 1992. Las fotografías originales son propiedad del club “Baja Cactus” y de su ya fallecido Rafael Haro Pulido, gloria del automovilismo en Baja California Sur.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Antiguas litografías de La Paz

La invasión norteamericana

La Invasión Norteamericana II

IMAGENES DE SAN JOSÉ DEL CABO